Nueva York abre una gran fosa común en la isla de Hart que recibe 25 cadáveres al día

En la isla de Hart, al este del Bronx, yacen desde el siglo XIX los neoyorquinos que mueren sin que nadie los reclame. Los entierran reclusos mal pagados, pues es el Departamento de Prisiones el que gestiona este cementerio público. Normalmente, se entierran 25 cuerpos en promedio a la semana. Pero ahora, desde que Nueva York se ha convertido en el epicentro de la pandemia del coronavirus, son esos mismos 25 cadáveres, pero cada día.

Eso ha hecho que se haya decidido cavar dos nuevas fosas “para el caso de que se necesiten”, según confirmaba en The New York Times una portavoz del Departamento de Prisiones. Además, un brote de Covid-19 en la principal cárcel de la ciudad ha obligado a contratar a más trabajadores para realizar los trabajos.

Nueva York es hoy uno de los epicentros mundiales de la pandemia. Este viernes por la mañana el número de casos confirmados en el Estado (19,5 millones de habitantes) alcanzaba los 159.937, superando ya al total de casos en toda España (157.022 casos confirmados, 46,9 millones de habitantes). El total de muertos en el Estado era este viernes de 7.067. Los últimos tres días se han registrado más de 700 fallecimientos con Covid-19 sólo en el Estado, la mayoría de ellos en la ciudad de Nueva York.

En la isla de Hart los cuerpos de los muertos se envuelven en bolsas para cadáveres y se colocan dentro de una caja de madera de pino, en la que se escribe el nombre del difunto, para facilitar la labor en caso de que alguien reclamara el cadáver después de sepultado. Las cajas se entierran en largas zanjas abiertas en línea recta en el suelo. Hay más de un millón de personas enterradas en la isla, de 53 hectáreas.

Normalmente un cadáver se traslada desde la morgue a la isla de Hart si no ha sido reclamado por nadie en uno o dos meses. Pero ahora, ante el aumento de fallecimientos, los plazos se han acortado, y se envían los cuerpos si desde la morgue no se ha logrado contactar a nadie en dos semanas.

Las autoridades tienen previsto también el posible uso de la isla para enterramientos temporales en el caso de que el número de muertos por el coronavirus supere la capacidad de las morgues de la ciudad, algo que todavía no ha sucedido.

“Si necesitamos hacer enterramientos temporales para pasar la crisis, y después trabajar con cada familia para los arreglos que procedan, tenemos la capacidad de hacerlo. Podemos hacer enterramientos temporales para hablar con cada familia después”, dijo el alcalde, Bill de Blasio.

Comenta con Facebook
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba